COMPRENDER

Colectivos de riesgo

Menores

Cualquier consumo se considera inadecuado, tanto por razones fisiológicas como por razones psicológicas. Además, cabe recordar que en España el consumo en menores de 18 años no está permitido por la ley.

El consumo de bebidas alcohólicas en la adolescencia afecta de manera negativa al sistema nervioso central produciendo alteraciones de comportamiento, aprendizaje y memoria. También produce trastornos digestivos, hepáticos, cardiovasculares y endocrinos (disminución de la hormona del crecimiento, descenso de la testosterona en varones y aumento de la misma en las mujeres). Asimismo, también puede provocar alteraciones de la densidad ósea. (Fuente: Ministerio de Sanidad y Consumo).

Todas estas razones son más que suficientes para recalcar que el consumo de bebidas alcohólicas en menores debe ser nulo.

Para entender por qué consumen bebidas con contenido alcohólico los menores, es muy importante conocer cuáles son las expectativas sociales y personales que motivan este consumo y comprender por qué les atrae. La curiosidad les lleva a querer experimentar, por ello tanto padres como educadores y demás personas relacionadas con ellos deben estar presentes para escucharlos, hablar con ellos, apoyarles, etc.

La adolescencia es el período de desarrollo del ser humano donde se construye la identidad física, psicológica y social. En este contexto madurativo en relación con el alcohol, la juventud asocia claramente el tiempo de ocio y la actividad de grupo, por ello el patrón de consumo adolescente es diferente al del adulto. El joven suele beber en su tiempo de diversión y en el marco del grupo de amigos; mientras que los adultos lo hacen con más regularidad en grupo y a veces en soledad.

Leyendas Urbanas

Algunas de las historias y trucos sobre las bebidas alcohólicas que no lo son...

Calcoholadora

Averigua cuánto alcohol hay en cada bebida

Mojito!

El alcohol en nuestro cuerpo

Qué recorrido hace y cómo afecta al organismo

Que recorrido hace el alcohol